APOYO A LA DIGITALIZACIÓN DE LAS MIPYME EN ARGENTINA


La creación del Programa Nacional para la Sociedad de la Información en el año 2000 constituyó el punto de partida para fomentar la difusión integral de las TIC en Argentina; sin embargo, a raíz de la crisis económica e institucional que puso fin al plan de convertibilidad del país en 2002, las prioridades de política cambiaron y la transición hacia la sociedad de la información perdió peso como estrategia de desarrollo (CEPAL, 2013). En este contexto y por casi una década, los esfuerzos por promover el uso de las TIC no se dirigieron hacia el desarrollo de una Agenda Digital, sino que se concentraron en una diversidad de políticas digitales que no estaban coordinadas ni unificadas a nivel nacional (Güida, 2009).

A partir del año 2009 se restablece el interés político por alinear las diferentes iniciativas sectoriales y retomar el enfoque dirigido a definir un horizonte estratégico para las TIC como política de Estado. En este sentido, dos esfuerzos relevantes intentaron formular un marco integral de políticas alrededor de las TIC: el Libro Blanco de la Prospectiva TIC y la Agenda Digital Argentina. Ambos documentos fueron lanzados en 2009 como resultado de un proceso de interacción entre el sector público y privado. Mientras el primer documento constituyó un trabajo analítico basado en la participación dinámica de diversos actores del sector para plantear recomendaciones sobre la contribución de la ciencia, la tecnología y la innovación al desarrollo de las TIC; el segundo partió de un documento base preparado por las principales cámaras empresariales del sector1 y definió una serie de lineamientos estratégicos para orientar la política nacional de las TIC.

A pesar de las buenas intenciones de estas iniciativas, la definición de objetivos no estuvo acompañada de una estrategia institucional sólida; por lo que no se logró consolidar un marco de política integral alrededor de las TIC. La presentación del Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada en 2010, a tan sólo un año del lanzamiento de la Agenda Digital, representó en este sentido un esfuerzo más por responder a la necesidad de coordinación de las diferentes iniciativas, especialmente desde el ámbito de infraestructura y conectividad. Este Plan fue implementado durante el periodo 2011-2015 y junto al Plan Federal de Internet que empezó su ejecución en el 2016, constituyeron estrategias de inclusión digital principalmente enfocadas en impulsar el desarrollo de infraestructura de acceso a través de la intervención del Estado en la red federal de fibra óptica.

En el ámbito productivo, las acciones que han realizado las pequeñas y medianas empresas (Pyme) para incorporar el aprovechamiento de las TIC en su gestión empresarial han respondido en realidad a las condiciones generales de un entorno favorable para el uso de las TIC en el país (CEPAL, 2013). En este sentido, la adopción de las TIC en las empresas como estrategia de desarrollo no había tenido un espacio relevante en la agenda política hasta ahora.

La Agenda Digital Argentina 2030 constituye el esfuerzo más reciente de política integral que aborda las temáticas de infraestructura, marco regulatorio, talento digital, gobierno digital, e incorpora además un capítulo sobre economía digital; el cual establece específicamente el apoyo para la transformación digital de las Pyme como una línea de acción.

A continuación, las siguientes secciones presentan la evolución del marco institucional alrededor de las TIC en Argentina y los objetivos relevantes de las iniciativas de política pública antes mencionadas; seguidos por la descripción de algunos de los instrumentos que han sido identificados como apoyo hacia las Pyme, enfocándose específicamente en el fomento a la apropiación digital de las empresas.

See more: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45096/1/S1900987_es.pdf

3 visualizações

Posts recentes

Ver tudo

©2019 by Latin America Industry 4.0 Observatory. Proudly created by GPIPP/University of Brasília